La boda de Wilma y Jose

Hace ya un par de semanas desde que cerramos la tienda, pero ya os dije yo que en Sugar House no bajábamos el ritmo y que seguimos trabajando. Y para muestra, un botón. El pasado sábado tuvimos el enorme placer de participar en la boda de Wilma y Jose, que se celebró en el Salón San Marcos. No sólo les preparamos una mesa dulce ideal, con muuuucho blanco, margaritas y papel de periódico, sino también un bonito rincón para que los invitados pudieran escribir sus deseos para los novios y colgarlos en nuestro árbol.

Esta parecía una de esas combinaciones imposibles que tanto trabajo nos cuesta sacar adelante, pero la verdad es que el resultado fue muy romántico y muy dulce, como ellos.

5

Sigue leyendo

La boda marinera de Belén y Jaime

La semana pasada no os pudimos contar en qué habíamos andado metidos ese fin de semana, así que para compensaros, esta semana llegan dos posts cargaditos de fotos de los dos eventos en los que tuvimos la gran suerte de estar presentes. Y para empezar, quiero hablaros del BODÓN de Belén y Jaime.

Me gusta explicaros la relación que tengo con mis chicos, y si ya os conté que Amelia y Borja eran súper especiales por ser los primeros que confiaron en nosotros después de la reapertura, con Belén y Jaime me pasó tres cuartos de lo mismo. Porque no hay nada más gratificante que recibir clientes que vienen recomendados. Bueno, sí que lo hay: Que la recomendación sea de los trabajadores del Hotel Villaitana, en Benidorm, donde estuvimos en mayo para la comunión de Ángela. Allí es donde trabaja nuestra Belén, y cuando sus compis se enteraron de que se casaba en Gandia, la enviaron a vernos. Y todavía estamos limpiándonos las babas, francamente. Sigue leyendo

La boda de Amelia y Borja

La boda de Amelia y Borja ha sido especial para nosotros en muchos sentidos. Para empezar, fueron los primeros novios que se sentaron en la mesa de nuestro estudio cuando iniciamos esta segunda etapa en Sugar House allá por el mes de abril, así que les tenemos mucho cariño. Además, nuestros chicos nos hicieron un regalo sin ellos saberlo: Dejarnos participar en otros aspectos de su gran día, como la organización del libro de firmas (aunque ya veréis que de “libro”, más bien poco) y la disposición de los detallitos que iban a regalar a los invitados. Dos pequeños detalles que para nosotros han supuesto una gran fiesta.  Sigue leyendo

La mesa dulce para la boda playera de Nacho y Bea

1

La mesa que os traigo hoy es muy especial por varios motivos. En general, en Sugar House nos chiflan las bodas, pero si los que se casan son unos novios a los que adoramos desde el momento en que les conocimos, nos piden una mesa con un diseño que nos encanta y, como colofón, la boda es en la playa, pues ya nos morimos de amor. Sigue leyendo

Blanco y negro para la boda de Paula y Carlos. Y un montón de galletas para Neus y Toni

2

Este fin de semana hemos tenido el enorme placer de participar en dos bodas. En la de Neus y Toni, en la que sus 250 invitados recibieron cada uno una galleta personalizada; y también en la de Paula y Carlos, a los que les preparamos una mesa de chuches muy elegante, en blanco, negro y cristal. Sigue leyendo

Algo pasa en Sugar House

Bien amigos, ya está aquí, el post que todos estabais esperando leer.

Bueno vale, quizás eso sea demasiado ambicioso. Rectifico: Ya está aquí el post que nosotros estábamos deseando escribir. Porque hoy os contamos qué se ha estado cociendo en Sugar House durante estas últimas semanas de intriga y escaparates empapelados. Al fin os explicamos de qué iba todo ese rollo de tener los pies a remojo para luego dar el salto.

El pasado sábado, en la reapertura oficial, algunos ya lo visteis con vuestros ojitos. Puede que si no entrasteis, ni siquiera os percatarais (había que mirar un poquito más arriba…). Pero para los que no pudisteis venir, incluso para los que sí, pero no lo acabasteis de entender, hoy os dedicamos este post.

Este es el cartel que cuelga ahora en nuestro escaparate. ¡Qué emoción!

¿Os acordáis de este cartel, el que estuvo colgado en nuestro escaparate? Pues ésta era la sorpresa… Prrrrrrr (redoble de tambores)…

¡Por fin abre sus puertas “El estudio de Sugar House”!

¿Veis esta mesa? Es donde vosotros y nosotros nos vamos a sentar para hacer vuestros sueños realidad

¿Veis esta mesa? Es donde vosotros y nosotros nos vamos a sentar para hacer vuestros sueños realidad

Algunos nos habréis oído decir que empezamos esta aventura porque siempre nos ha apasionado convertir las ocasiones especiales en momentos únicos (sí amigos, yo lo dije hasta en la tele cuando abrimos hace más de un año). Lo hicimos durante años para nosotros mismos, para la familia y también para los amigos, y un buen día decidimos que había llegado la hora de compartirlo con los demás.

Durante este año y medio hemos conseguido estar presentes en muchos de vuestros días especiales, y la idea de que esto es lo que más nos gusta en el mundo ha cobrado más fuerza que nunca.

Así que ahora, tras esos primeros momentos de incertidumbre, de moldeado de ideas y de crecimiento empresarial, hemos decidido meterle caña a nuestros sueños. Y a los vuestros.

Seguimos siendo nosotros. Preparamos mesas dulces, estamos presentes en vuestras bodas, organizamos cumpleaños, decoramos bautizos y comuniones. Todo lo que siempre hemos hecho. Sólo que con una pequeña diferencia: Ahora queremos más.

Presentadnos vuestras ideas más locas; lo que os gustaría tener en ese día especial, pero no sabéis cómo explicar; lo que queréis, pero no sabéis cómo conseguir. Queremos formar parte de ello.

Ese es nuestro nuevo reto para esta etapa que acaba de empezar: Ayudaros a conseguir el día que siempre soñasteis para vosotros o para vuestros peques, sin tener que limitarnos a un aspecto concreto. Porque “empezamos en pequeño, pero soñamos a lo grande”.

Así que ya hemos dado el salto. Sólo nos faltáis vosotros.

9

En cuanto a la tienda, seguimos trabajando, y con más ganas que nunca. Os hemos escuchado, hemos aprendido, y regresamos con una premisa básica: Daros más de lo que más os gusta.

Hemos traído mogollón de productos nuevos, y más cantidad y variedad de lo que más nos habéis pedido durante este año. Además, incorporamos novedades como nuevo packaging para nuestros productos, ofertas semanales, nuevos cursos y colaboraciones, y hasta un rincón para que los peques estén entretenidos mientras sus papás echan un vistazo (por fin podréis dejar de repetir eso de “no toquéis nada”, porque los nenes tienen que jugar y tocarlo todo, ¡que están para eso!).

Próximamente os iremos contando mucho más, así que estad atentos a nuestras cuentas en Facebook, Twitter e Instagram (recién estrenadito) durante las próximas semanas, porque no os lo podéis perder.

Sugar House ha vuelto. Y con más fuerza que nunca.

La mesa de Xaro y Juanje en blanco y rojo

Para nuestra última mesa dulce cambiamos de paleta de colores, porque a Xaro, la novia que quiso que participáramos en su boda (¡bien!), le gustó una tarta que tenemos expuesta en la tienda y nos dijo: “Quiero algo de este estilo”. Es decir, que esta vez la decoración de la mesa partió de los colores blanco y rojo, muchos corazones, y un detalle que nos pidió la novia: El toque plateado.

Y allá que nos lanzamos. Para la boda de Xaro y Juanje preparamos una mesa dulce llena de corazones, de lunares en rojo y blanco, de minicupcakes, vasitos de yogur, palomitas dulces y mogollón de chuches.

IMG_9582

IMG_9599

Una mesa con mucho rojo y mucho amor.

Los novios querían minicupcakes en su boda, aunque no nos concretaron de qué los querían. Pero por suerte para nosotros, estaba clarísimo: Decoración en blanco y rojo, y red velvet minicupcakes con buttercream de crema de queso. Con el red velvet nunca fallas, promesa.

Y puesto que no pondríamos galletas ni nada de eso, necesitábamos algo para completar la mesa. De repente aparecieron en nuestras mentes los vasitos de yogur con mermelada. “Espera, ¿y si añadimos una base de galleta como la del cheesecake?”. Ahí está, un mini postre genial.

Palomitas dulces en conos individuales con los nombres de los novios y los botes de chuches completaban la mesa.

Mini red velvet cupcakes, con buttercream de crema de queso y perlas de chocolate plateadas

Mini red velvet cupcakes, con buttercream de crema de queso y perlas de chocolate plateadas.

Una base de galleta y mantequilla, yogur y mermelada de fresa. Rico, rico.

Una base de galleta y mantequilla, yogur y mermelada de fresa. Rico, rico.

Palomitas dulces, todas en rojo para la ocasión.

Palomitas dulces, todas en rojo para la ocasión.

Esperamos que a nuestra pareja les gustara su mesa y que disfrutaran al máximo de su gran noche (que seguro que sí, porque no se nos escaparon el photocol y el fotomontaje que se iba a proyectar). ¡Gracias por dejarnos llevar un trocito de nosotros a vuestra boda!

P. D: Gracias también a toda la gente de Oliva Nova, por ayudarnos cuando teníamos que pedirles algo y hacerlo todo muy fácil a pesar del estrés del momento.

IMG_9583

Los novios quieren MORADO (tercera y última parte, de momento)

Cuando Mari Carmen y su madre vinieron a la tienda para encargarnos la mesa dulce nos quedamos súper contentos. ¡Teníamos muchas ganas de hacer una boda en blanco y negro! Pero había más… Era una boda en blanco y negro, ¡con toques de morado! El MORADO había vuelto.

Para la boda de Marcos y Mari Carmen ideamos (bueno en realidad fue la jefa, que de repente lo ve todo en su cabeza) una mesa con cupcakes, cake pops, galletas, mini merengues y muchas chuches. Y tanto la decoración como la comida iba toda en blanco y negro, y el toque morado lo daban unas mariposas que servían de enlace entre la papelería y los cupcakes y galletas en forma de tarta.

DSC03096

DSC03098

Pero además de los clásicos, en esta mesa había un elemento muy especial. Los novios querían que Asturias estuviera presente, así que incluimos estas galletas en forma de corazón con la bandera asturiana: “Asturias en el corazón”. No podía haber mayor satisfacción que saber que estas galletas emocionaron a los invitados, un detalle que conocemos gracias a los novios, que no pudieron ser más amables.

Además tuvimos la suerte de ver llegar a los recién casados al salón del restaurante Brisas del mar, en Piles, acompañados por una banda de gaiteros y seguidos de todos sus invitados. ¡Súper original y de lo más emotivo!

DSC03097

Y aunque a veces parece que pasan a un segundo plano, los sabores son muy importantes. En este caso los colores nos dieron la clave: ¿Blanco, negro, morado? Cupcakes de chocolate, rellenos de crema de mora y con un buttercream blanco de vainilla. ¡Claro que sí, cupcakes a juego con la decoración!

Y los cupcakes van acompañados de nuestras galletas de mantequilla y cake pops de chocolate… Mmmmm…

Además, como de costumbre, todas las etiquetas, banderola (no aparece en las fotos porque no estaba colocada junto con la mesa) y demás papelería la hacemos nosotros expresamente para cada ocasión. Los jefes se estrujan la sesera al máximo y los hacen a mano uno por uno, ¡que ahí es ná!

DSC03099

DSC03100

De nuevo mil gracias a los novios, que nos escribieron al día siguiente de la boda. ¡Al día siguiente! Fue un detallazo que hizo que se nos cayera la baba. De verdad chicos, sois geniales. Os deseamos la mejor de las suertes.

Participar en bodas de gente estupenda es una de las mejores partes de todo esto. No podemos esperar a la siguiente.

Los novios quieren MORADO (primera parte)

Llegan a Sugar House para encargar una mesa dulce para una boda una pareja de novios, o una novia con su madre, o una novia con alguna amiga (aún no ha venido ningún novio sin la novia, ¡animaos chicos!)… No importa quién venga a encargarla, porque hay algo que se repite: ¡El color morado!

Podría parecer que el morado es nuestro particular Día de la Marmota, pero por suerte cada mesa tiene un estilo diferente. Porque cada pareja de novios es un mundo y nos gusta sentarnos con ellos para averiguar qué es lo que más se ajusta a sus gustos y al estilo general de la boda. Es su gran día, y sus mesas son únicas.

Ernesto y María fueron los primeros en introducirnos en la ‘moradomanía’. Su mesa tenía un estilo muy elegante, combinando el color estrella con el blanco. La verdad es que nos encantó la situación de la mesa (y la mesa en sí, enorme, de madera macia y de aspecto desgastado), con esa cristalera preciosa detrás, que nos permitía completar el look con telas que caían sobre las vigas y le daban otro toque especial.

IMG_3269

Aquí podéis ver un detalle de las telas. El salón del Molí Nou no podía estar más bonito, y la cristalera que lo rodea deja ver el precioso jardín. El mejor ambiente para una boda en junio.

IMG_3260

Una tarta maravillosa presidía la mesa, y estaba acompañada por galletas con las iniciales de los novios, otras galletas con forma de tarta nupcial, macarons, cupcakes y cake pops. La verdad es que nos encantó el resultado. ¿Pero cómo no adorar esta mesa?

IMG_3240

IMG_3248