El bautizo rústico de Martina

2

Este sábado, en Sugar House tuvimos el enorme placer de participar en el bautizo de Martina. Sus papás viven en Barcelona por motivos de trabajo y contactaron con nosotros para que preparáramos una mesa dulce muy especial. Mireia, la madre de la peque, tenía muy claro cómo iba a ser la decoración del evento y nos puso muy fácil elegir el estilo de la mesa. Rústica, pero muy limpia y elegante.

Después de varios correos llegó la reunión, en la que también conocimos a Martina, que acababa de elegir ella misma sus zapatos para el bautizo y nos dio la idea de elegir la flor como motivo para la decoración. La celebración iba a ser en el patio de la casa de los padres de Mireia, en Rótova, con una decoración que incluía balas de paja, guirnaldas de tela, tela de saco, muebles antiguos… La familia de la peque hizo un trabajo precioso.

La verdad es que la mamá de Martina nos lo puso todo tremendamente fácil, con un montón de fotos de los proyectos de decoración que iba haciendo, las invitaciones y hasta el vestido que iba a llevar la peque. Creemos que la mesa quedó exactamente como Mireia nos había pedido: Muy rútica y sencilla, y sin colores estridentes, sólo blanco y algunos toques de rosa y malva.

A pesar del calor que amenazaba con derretir nuestros minicupcakes y cake pops, el viento que nos movía la banderola y los cartelitos, y las abejas que querían hacerse las dueñas del lugar a nuestra costa, al final conseguimos el resultado que esperábamos y la mesa quedó así de bonita:

11

Por otra parte, la comida de esta mesa dulce también estaba muy clara. Mireia eligió sabores que eran especiales para la familia, después de haber vivido en Inglaterra: Cake pops de after eight (menta y chocolate) y galletas de jengibre, sin decoración ni fondant, sólo un centro de glasa a juego con la cartelería. Y puesto que también querían acordarse de su tierra, los minicupcakes de naranja dieron el toque casero.

Por otra parte, Mireia no tenía claro si quería una tarta fondant, pero al final acordamos que sería una tarta de dos pisos totalmente lisa, que complementamos con una cinta de paja en color malva. Y para una fiesta al aire libre en verano, qué mejor que un sabor tan fesquito como el limón.

Completamos el conjunto con algunas chucherías y un dulce típico de la zona de l’Empordà, catanies, que la familia se había traído consigo y que incluimos en la mesa, con su espacio especial en la mesa y su etiqueta.

Para Mireia era muy importante que evitáramos los colorantes artificiales, por lo que nada de lo que había en la mesa llevaba elementos que no fueran naturales. Y además estaba todo… ¡Ñam!

3

4

5

8

9

7

Como siempre, el diseño de la mesa y toda la papelería fueron obra nuestra: Banderola, cartelitos de la mesa (en valenciano, la lengua de la familia) y el marquito para el que adaptamos el logo del bautizo.

De la comida no quedó nada, y no podemos estar más satisfechos de cómo quedó todo. Esperamos que familia y amigos disfrutaran de esta ocasión tan especial en el entorno tan bonito que crearon para la peque. Gracias por habernos dejado participar. ¡Un besote!

1

6

Anuncios

6 pensamientos en “El bautizo rústico de Martina

  1. Muy bonito bautizo y muy bonita decoración. En especial los banderines hechos con tela de saco. Y te lo dice alguien que se dedica a fabricar este tipo de tejido llamado yute ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s