Sin gluten, pero molones

Hoy os traigo una nueva receta, y es una receta muy especial. Seguro que muchos conocéis a algún celíaco, que es el pobre que cuando alguien lleva tarta a una fiesta, no puede comerla. Pues eso se acabó. Esta receta de bizcocho de vainilla sin gluten y crema de chocolate es para ellos. Bueno y para vosotros, ¡porque está muy rica!

Todo vino de una llamada de teléfono, en la que unas chicas ultra majas nos dijeron que se venían a Gandia a celebrar una despedida de soltera, que nos habían encontrado en internet y querían que fuéramos nosotros quienes les hiciéramos la tarta.

Y nosotros encantados, vamos. Pero la tarta tenía que tener una característica super importante: Tenía que ser sin gluten, para que todas las chicas pudieran disfrutarla. Y ale, encantados por partida doble, porque si hay algo más bonito que participar en las ocasiones especiales de la gente que confía en nosotros, es asegurarnos de que TODOS lo disfrutan por igual.

“Los novios tienen un cariño especial a los pajaritos, ¿podríamos poner dos pajaritos dándose un beso?”. “Claro, ¿y si los vestimos de novios?”. “¡Aaaay que sí los visten de novios dicen! Sí sí. Y que lleve algo relacionado con la música, que los dos son músicos”. “Perfecto, pues nos vemos el viernes, chicas”. Y así fue.

IMG_1028

Cuando preparamos una receta apta para celíacos tenemos que tener mucho cuidado con la contaminación cruzada, es decir, con no contaminar lo que estemos cocinando con gluten. Es terriblemente fácil que se produzca esta contaminación, así que TODOS los cacharros bien limpios (cuencos, varillas, cuchillos, lenguas, batidora, rejilla de enfriar…), nada que contenga gluten a la vista, todas las superficies bien limpias y una pasadita al horno con un trapo húmedo. En nuestro caso, también delantal y trapos nuevos.

Podéis encontrar más información sobre contaminación cruzada, productos aptos para celíacos, recetas, etc. en la página de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España.

Pero vamos con la receta. Tenemos varias opciones, pero tras las pruebas esta es la que más nos gustó, por la sencillez de la receta y, por supuesto, por el resultado final, ¡que es genial! Cambia un poco la textura, pero por lo demás, como si nada vamos. Queda un bizcocho muy juegoso y con un saborcito a vainilla… ¡ñam! Y si os apetecen más unos cupcakes, pues adelante con ello.

IMG_1030

Bizcocho de vainilla sin gluten

Receta para un molde de 15 cm o 12 cupcakes

  • 100 ml aceite de girasol
  • 200 g azúcar
  • 2 huevos L
  • 150 g harina de arroz
  • 75 g maicena
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (ojo con las levaduras químicas, porque muchas llevan almidón de trigo que contiene gluten, así que vale la pena estar seguros)
  • 150 ml leche entrera
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos nuestro molde con un poco de aceite.

En un bol grande, tamizamos las dos harinas junto con la sal y el bicarbonato, y reservamos. También añadimos la vainilla a la leche, y reservamos. A continuación, separamos las claras de las yemas, y batimos las claras hasta que estén a punto de nieve.

Ahora empezamos con el proceso habitual. Batimos el azúcar con el aceite y añadimos las yemas. Batimos hasta obtener una mezcla homogénea. Incorporamos la mitad de la harina y la leche, y mezclamos hasta que la harina esté integrada. Repetimos con el resto de la harina.

Incorporamos las claras a punto de nieve en tres partes, removiendo con cuidado, de abajo a arriba, hasta que estén completamente integradas.

Vertemos la mezcla en nuestro molde engrasado y horneamos durante unos 45 minutos, o hasta que pinchar el centro del bizcocho con un palillo éste salga limpio. Dejamos templar en el molde, desmoldamos, y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Y ale, espolvoreamos un poco de azúcar glas y ya está listo para disfrutarlo con todos nuestros amigos, celíacos o no. Y si os apetece hacer una tarta con decoración o habéis hecho cupcakes, podéis usar un buttercream de chocolate como este (es importante asegurarse que el chocolate no lleva gluten) y decorar con espátula o con manga, como aquí. Y listo.

Éxito garantizado, porque este bizcocho o estos cupcakes serán sin gluten, pero son de lo más molones y ricos de verdad.

P.D: Aprovecho para descubriros el blog Celicosas. Os dije que todos conocemos a alguien con intolerancia al gluten, y en mi caso es Miriam. Ella se ha propuesto que ser celíaco deje de suponer un problema y en su blog propone un montón de listas de productos, recetas, restaurantes con menús especiales y mil cosas más. Os animo a visitarla, tanto si tenéis la celiaquía cerca como si no. ¡Gràcies pel blog Miriam! ¡Un besot!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s