Que tus peques no se aburran estas Pascuas

Hoy es de esos días que parecen un lunes, como si con los lunes de verdad no tuviéramos bastante. Así que hoy muchos hemos vuelto al trabajo y a la resaca post Semana Santa (Doy fe: La prueba eran mi cara y mis pelos hoy a las 6 de la mañana).

Pero, al igual que pasa en las vacaciones de Navidad, nosotros volvemos a las andadas, pero ¿qué pasa con los peques que todavía no tienen que volver al cole? Si se quedan en casa se aburren, pero sólo van a ser niños una vez, y no vamos a dejar que eso pase. Así que hoy os traemos un pequeño recopilatorio de actividades pascueras que pueden hacer en casa sin complicaros demasiado ni manchar mucho.

¿Y qué hay más típico de estas fechas que los huevos de Pascua? Así que dejad que se arremanguen, que se pongan sus delantalitos y pasen un día súper divertido entre huevos de colores.

La primera idea es también la más sencilla: Pintar los huevos con rotuladores de tinta comestible (como los que podéis encontrar en Sugar House). Los hay en muchos colores, son igual de fáciles de usar que los rotuladores normales y conseguiréis resultados así de chulos:

Humpty Dumpty

Con la siguiente idea manchamos un poquito más (pero sólo un poquito). Consiste en usar colorante alimentario (también en mogollón de colores, y de nuevo lo podéis encontrar en Sugar House). Os traigo dos variantes:

– La primera, del blog de las boniteces ‘La receta de la felicidad’, en la que pegamos algunas pegatinas para dejar marcada la forma (Sandeea sugiere las metálicas porque luego son más fáciles de despegar), y luego sumergimos nuestro huevo en un vaso de agua con colorante (tutorial aquí). Quedan así de bonitos:

Colorante y pegatinas

– La segunda, más pringosilla, pero que seguro que a los peques les encanta. Lo he sacado del blog para papás ‘Mess for less’. Aquí usamos vinagre y bicarbonato. En el tutorial utilizan témperas en polvo, pero advierten que su consumo no es seguro y que no deben comerse los huevos si al pelarlos vemos que el color ha traspasado la cáscara. Así que para curarnos en salud usamos colorantes alimentarios en gel y lo disolvemos con el vinagre en lugar de mezclarlo con el bicarbonato (tutorial aquí).

baking-soda-easter-eggs

Subimos el nivel de dificultad. Esta necesitará de la ayuda de un adulto (mamás y papás, no os engañéis, sabéis que os encanta). Consiste en decorar los huevos con servilletas de papel, de las bonitas con dibujos. Hay miles de versiones, con servilletas enteras o sólo con uno de los motivos. Si os gusta esta opción, el tutorial de Sandeea es una maravilla. Y quedan así de preciosos:

Decorar huevos con servilletas

Y ya por último, una idea divertidísima y que no necesita de pringues de ningún tipo, sólo una impresora, tijeras, pegamento y mucha imaginación. La descubrí el otro día en muymolon.com y ¡me encantó! Los imprimibles son de la página de ‘Small for Big’ y los tenéis aquí. Unos huevos la mar de divertidos y originales, sin manchar nada de nada. Los peques recortan las formas, las combinan mil y una veces hasta que encontrar las que más les gustan, y las pegan para obtener estos huevos tan chulos:

Decorar huevos con imprimibles

¡Que tus peques no se aburran estas fiestas! Así que… ¡a jugar con ellos, que la vida son dos días!

Feliz semana. Un besote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s