Dile que le quieres con un brownie

Hoy os traigo otra receta ideal para estos días amorosos. Y no sólo por lo obvio (corazones y demás, ya sabéis de qué va esto), sino porque es apta hasta para los más ineptos, culinariamente hablando. Os pongo en antecedentes: Esta fue la primera receta que preparé que no tuviera que ver estrictamente con no morir desnutrida, cuando mis amigos vinieron de visita a Inglaterra y quería hacerles un regalito (porque además su vuelo llegaba a las tantas y estaba segura de que tendrían hambre, que nos conocemos).

Y como por aquel entonces mis conocimientos de repostería rondaban más bien el “cero patatero” (ahora hemos mejorado un poco, pero tampoco es que esté yo saturada de conocimientos…), buscaba algo fácil y rico. Resultón vamos. Así que lo primero que me vino a la mente fue uno de esos brownies americanos maravillosos, chocolateados al máximo y ricos como ná.

Partimos de la base de que necesitaba una receta que fuera ultra fácil de seguir y que se pudiera llevar a cabo con mis más bien escasos cacharros de la cocina de la residencia. Así que esta receta de brownie clásico del blog El Monstruo de las Galletas (si no lo conocéis, a partir de ahora me vais a querer mucho) fue todo un hallazgo. Porque es TAN fácil, y está TAN buena… Tanto, que la probé hace años y nunca cambié: Esta es mi receta de brownie, la que siempre uso, mi “amor de brownie”.

IMG_0652_(640w-Q80)

Lo mejor de esta receta es que se usan ingredientes de los que se tienen por casa, y no me vengáis con que no tenéis chocolate en casa, porque entonces tenemos un problema serio.

En este caso no hemos añadido las nueces de la receta original por dos razones: 1. Porque soy alérgica y aunque amo los brownies no merecen que muera asfixiada, y 2. Porque como la idea era cortarlo con un cortador para galletas, los bordes quedan mejor si no encontramos tropezones. Si no vais a usar cortador, a por las nueces sin miedo, o almendras, o trozos de chocolate enteros que chorrean cuando lo cortas…

Otra cosa que hemos hecho diferente aquí ha sido alargar un poco el tiempo de horneado, y también tiene que ver con el tema del cortador de galletas. Así que si lo vais a hacer de la forma tradicional (prometo que aunque no tenga forma de corazón este brownie también le dice a la persona que lo recibe “Eh, que te quiero”), hornearemos sólo 20-25 minutos, lo suficiente como para que esté seco por arriba pero que al pinchar con un palillo aún salga con un poquito de masa.

IMG_0645_(640w-Q80) Brownie clásico de chocolate Receta del blog ‘El Monstruo de las Galletas’ Para el brownie:

  • 250 g mantequilla sin sal
  • 140 g chocolate de cobertura (60% por lo menos)
  • 4 huevos
  • 225 g azúcar
  • 120 g harina
  • 100 g nueces (opcional)

Para la cobertura:

  • Yo utilicé 50 g chocolate negro + 50 g chocolate blanco. Pero podéis utilizar el chocolate que os apetezca, incluso darle un toque de sabor diferente con las coberturas de chocolate de colores y sabores como las que tenemos en la tienda.

Para la decoración:

  • Lo mismo. Yo utilicé glasa roja, pero puede ser cualquier tipo de chocolate o candy melts, bolitas de colores…

Empezamos precalentando el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo y la bandeja a media altura. Engrasamos y enharinamos un poco nuestro molde, en mi caso uno cuadrado de 24×24 cm.

Derretimos la mantequilla en el microondas o al baño María, con cuidado de que no se nos queme. Cuando la mantequilla esté derretida, vamos añadiendo el chocolate hasta que se funda por completo. Si no terminan de deshacerse los trocitos, metemos en el micro de 15 en 15 segundos hasta que quede una mezcla lisa.

A continuación, en un bol grande batimos el azúcar y los huevos, sólo hasta que se mezclen, sin añadir mucho aire. Esto es importante, porque a diferencia de los bizcochos, en un brownie no queremos que la masa suba.

Añadimos la mezcla de mantequilla y chocolate fundido (cuando ya esté un poco templada) y removemos bien. Agregamos la harina y mezclamos hasta que se integre.

Vertemos nuestra mezcla en el molde que habíamos preparado y horneamos durante unos 30 minutos (ya sabéis, si queremos que quede más jugoso como en la receta normal, entre 20 y 25 minutos). Lo sacamos y lo dejamos enfriar. De nuevo, si no vamos a hacer ninguna forma, lo ideal es servirlo calentito con una bola de helado o nata montada. Cuando esté frío, cogemos nuestro cortador y vamos cortando aprovechando al máximo el espacio. Nos comemos los restos para no dejar pruebas.

Derretimos el chocolate que hayamos elegido en el micro y cubrimos nuestros corazones. Cuando el chocolate se haya endurecido, terminamos con la decoración que nos guste más.

Y ala, ¡a repartir amor! Un besote. IMG_0648_(640w-Q80)

Anuncios

2 pensamientos en “Dile que le quieres con un brownie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s