Domingos en casa y batidos de fruta

Seguimos con las cosas misteriosas que pasan durante el mes de enero, en el que todos nos hemos propuesto comer más sano y hacer más ejercicio. Entre semana todo es más fácil, cuando tenemos cosas que hacer, cosas en las que pensar.

Pero de repente llega el domingo, te pasas toda la mañana en casa, y ese paquete de galletas que tienes en la despensa te llama con una voz inquietante. ¿Y qué haces? Pues vas a ver qué quieren las puñeteras galletas. Y te las comes.

Porque vale, también tienes plátanos, pero están marrones y feos y no te llaman para que te los comas, ni mucho menos.

IMG_0431

Bien, pues tengo una solución. Resulta que sube el jefe de la compra y nuestro frutero le ha regalado una bolsita de kiwis que ya están muy maduros. A mí me encantan los kiwis, pero cuando están blanduchos no puedo ni pensar en comérmelos.

Así que pienso en hacer algo con ellos, y como estamos intentando comer sano, una tarte tatin de kiwi no es una opción.

Investigo un poco y acabo en una receta de batido de kiwi y plátano de la página web de Jamie Oliver. Así que ni lo dudo. Si lo dice Jamie, hay que intentarlo. ¿Lo mejor? Que incluimos nuestros plátanos poco apetecibles y el poquito de avena que nos sobró de la receta de granola.

Para los que no le conozcáis (o si, pero sólo su faceta como el mejor cocinero del mundo mundial), a Jamie le preocupa mucho la nutrición infantil. De hecho, llevó a cabo una campaña enorme para cambiar y mejorar los menús de los colegios. Esta receta forma parte de esa preocupación, para ayudar a que los niños coman y aprecien la fruta. De hecho, en su página incluye una tabla de información nutricional por cada vaso de batido. Es lo más.

IMG_0447

Es así de sencillo:

Ingredientes para 4 vasos de batido grandes (adaptado de la página web de Jamie Oliver)

  • 3 kiwis, pelados y cortados en dados (podemos quitarles el corazón)
  • 1 plátano
  • 4 cucharadas de copos de avena
  • 200 ml leche desnatada
  • 125 ml yogur natural
  • Una cucharadita de canela (Jamie usa jengibre, que pica un poco. Lo he probado y para esta mezcla no me ha convencido demasiado, así que lo he sustituido por canela, que al plátano siempre le va bien)
  • Miel al gusto

Colocamos todos los ingredientes, excepto la miel, en el recipiente de la batidora. Batimos durante un minuto, hasta que veamos que la mezcla está lo más lisa posible (si somos un poco tiquismiquis con los grumos, podemos colar nuestro batido, pero si no lo hacemos nos quedaremos también con todos los beneficios de la pulpa). Lo vertemos en 4 vasos altos y añadimos miel para endulzar.

IMG_0451

¿Veis? Otra forma fácil de desayunar o merendar de forma sana y rica. Con mogollón de vitaminas, calcio y fibra (sí he dicho fibra, a lo loco). Así le plantamos cara a las galletas parlanchinas y nos deshacemos de la fruta pocha, todo en uno. Y lo mejor de todo es que los batidos de fruta siempre son una buena opción para comer sano. Mi preferido es el de plátano y canela (ya os he dicho más de una vez que es la combinación perfecta), lo hago constantemente desde que aprendí a usar la batidora y pude dejar de pedírselo a mi madre.

¡Un besote!

P.D: Hoy tengo la última clase del curso online. Pronto os hablaré de él, porque ha sido de las mejores cosas que he hecho últimamente.

Anuncios

Un pensamiento en “Domingos en casa y batidos de fruta

  1. Pingback: Un curso para abrir los ojos | Harina en los vaqueros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s