Amor londinense

¿Os ha pasado alguna vez que cuando veis una ciudad en alguna película, reportaje o programa en la tele os da como un pinchacito por dentro? Un pinchacito que dice algo así como: “¿Ves eso? Es para ti”. A mí me pasa con muchos sitios porque mi gusanillo viajero no es tal sino más bien una boa constrictor de diez metros, pero con uno muy en particular y desde hace muchos años… Efectivamente amigos, es LONDRES.

IMG_0287

Vale, algunos estaréis pensando “pues vaya topicazo”, y no os quito razón. Porque ¿dónde se ha visto un español que quiera ir a Londres, verdad? (nótese la ironía). Pero es que lo mío con esa ciudad es una relación personal, una relación a distancia que empezó hará unos 6 años, cuando tuve la suerte de visitarla y la desgracia de que fuera sólo por un día.

¿Os suena un anuncio de un cierto producto laxante en el que el guía iba empujando a los turistas de un monumento a otro y la chica llegaba al hotel agotada pero sin haber disfrutado de nada realmente? Pues fue tal que así. Pero a pesar de las prisas y de que sólo pudimos ver el centro, me enamoré.

Además, el hecho de haber estado un año viviendo en Inglaterra y no haber ido a la capital NI UNA VEZ (lo sé, para matarme, pero las circunstancias pudieron conmigo) sólo hizo que aumentara el pinchacito. Y a la vuelta fue cuando empecé a ponerme pesada con lo de “Quiero ir a Londres” o “¿Y para cuándo una escapadita a Londres?” o “Cambio vuelo a Londres por cupcakes”…

Y tan pelmazo fui que al final lo conseguí. De hecho, tengo una foto de mi cara de ultra felicidad en el momento en que supe que ya teníamos vuelo, pero no os la voy a enseñar por vuestro propio bien (sólo diré que hay gorros con borlas y trenzas y caras de “es tan blandito que me quiero morir” involucradas).

IMG_9919

Así que después de seis meses funcionando a tope, por fin conseguí tener no uno, ¡sino cinco días de bendito descanso! Y si los hubiera pasado en mi casa con mi pijama de Rudolf ya habría sido bueno, ¡pero es que fueron en Londres! ¡¡EN LONDRES!! Así que cualquier superlativo de “bueno”, por muchos “ultras” o “megas” que lo acompañaran, se quedaría muy muy muy corto.

Y allí estaba yo, en mi ciudad preferida en el mundo, con mi persona preferida en el mundo (que ha tenido más paciencia que un santo, el pobre…), y con todo el ambiente navideño que se podría desear. Nada mejor.

Este Rudolf me gusta más que el de mi pijama :) Estrada del mercado de Covent Garden

Este Rudolf me gusta más que el de mi pijama :) Estrada del mercado de Covent Garden

Y cinco días, dos aviones, cientos de kilómetros a pie, otros tantos en metro, miles de fotos y millones de “¡ooooh!” después, estoy de vuelta. Pilas cargadas, peregrinaje a Peggy Porschen y Jamie Oliver hechos, tendencias capturadas y miles de ideas renovadas.

Vale, no puede ser más bonito. Welcome to Peggy Porschen café

Vale, no puede ser más bonito. Welcome to Peggy Porschen café

Recipease, de Jamie Oliver. Aunque bien podría ser el paraíso de la comida

Recipease, de Jamie Oliver. Aunque bien podría ser el paraíso de la comida

Humming Bakery en Notting Hill. ¡Ñam!

Humming Bakery en Notting Hill. ¡Ñam!

No os voy a hacer un texto larguísimo contándoos todo lo que hemos hecho ni todo lo que hemos visto, aunque me gustaría porque no me canso de repetirlo :) Sólo os diré que mi ciudad y yo hemos renovado los votos y que nunca más volveremos a separarnos (pero no, aún no me voy a vivir allí, aún…). Y también os digo que quiero que vayáis. Sí, todos, y si puede ser en Navidad, mejor que mejor.

Que os hagáis fotos frente al Big Ben, que paseéis junto al Támesis, que deis de comer a las ardillas de Green Park, que flipéis con lo grande que es Hyde Park, que compréis en las tiendas de Camden y probéis la comida de los puestecitos sentados en una vespa junto al río, que os zampéis todos los cupcakes que os permita vuestro estómago y que volváis con la más grande de las sonrisas.

IMG_9949 IMG_0006_(640w-Q80) IMG_0055_(640w-Q80) IMG_0064_(640w-Q80) IMG_0188_(640w-Q80) IMG_0259_(640w-Q80) IMG_0294_(640w-Q80) IMG_9961_(640w-Q80) IMG_9977_(640w-Q80) IMG_9982_(640w-Q80)

¿Lo mejor? Que Londres es una ciudad que nunca terminas de ver. Así que ya estoy pensando en la próxima visita… ¡Y en la próxima receta!

Un besote.

P.D: Esta tarde, curso de galletas navideñas y mañana, de cupcakes. ¡Bien!

Anuncios

Un pensamiento en “Amor londinense

  1. Pingback: Noviembre, o dos cosas que echo de menos de vivir en Inglaterra | Harina en los vaqueros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s